La formación es un instrumento importante para garantizar una aplicación efectiva de las prácticas correctas de higiene y debe responder a necesidades concretas de cada empresa alimentaria. Es responsabilidad de las empresas alimentarias garantizar que el personal disponga de una formación adecuada a su puesto de trabajo.

AdjuntoTamaño
Manipuladores Alimentos.pdf68.33 KB